28 de mayo de 2015

Barcas de pepino con atún y lechuga


Hoy vamos con una de pepinos. Esta hortaliza, que es la cuarta más cultiva en el mundo, igual sirve para hacer una mascarilla, que para comerla. Son refrescantes y crujientes, ideales para tenerlos preparados en la nevera y tomarlos fríos.

-5 pepinos pequeños
-2 latas de atún claro en aceite de oliva
-6-8 hojas de lechuga
-1 cucharada generosa de mahonesa (o queso crema)
-sal

Lavamos los pepinos y pelamos parcialmente. Los vaciamos un poco con un sacabolas o vaciaverduras. 


Salamos los pepinos, por la parte interior y los dejamos escurrir bocabajo mientras preparamos el relleno.

Picamos lo que le hemos sacado y la lechuga. Le añadimos el atún y la mahonesa. Salamos.


Rellenamos con esto los pepinos y dejamos en la nevera mínimo un par de horas.

NUTRICIÓN: 15 razones por las que debes empezar a comer pepino

 

Con esta receta participo en el 6º Reto BBSS (buenas, baratas, sanas y sencillas) "Los del BBSS SOMOS UNOS FRESCALES", un reto para aportar recetas frescas para el buen tiempo, procurando que sean sanas, baratas y fáciles de elaborar. Una iniciativa de Marisa de Thermofan.
http://recetasbbss.blogspot.com.es/2015/04/6-reto-bbss-el-frescales.html

25 de mayo de 2015

Patatas horneadas con salchicha y cebolleta

Seguimos con recetas de patata nueva. Podéis ver la Ensalada campera con queso y maíz, que hice anteriormente, donde cuento los beneficios de este tubérculo. 

La receta de hoy, hace las delicias de los niños, que les suelen gustar mucho las salchichas, pero podemos sustituirlas por longanizas caseras e incluso jamón york.


Para dos bandejas de horno:

-1,5 Kg. de patata nueva pequeña
-1 paquete de salchichas, las mías Vienner de Campofrío
-2 cebolletas
-1 brick pequeño de nata o leche evaporada
-100 g. queso manchego tierno o uno que funda bien
-sal y pimienta
-aceite de oliva virgen


Lavamos las patatas y partimos por la mitad. Cortamos un poco la base, para que no "bailen".

 

Salpimentamos, le echamos un hilo de aceite y horneamos a 220ºC, durante 20 ó 30 minutos, según hornos y patata. Pinchamos para comprobar que está hechas.

 

Mientras, en una cazuela, sofreímos la cebolleta en juliana y cuando esté blandita, agregamos las salchichas a taquitos y doramos.

Agregamos la nata o leche evaporada y dejamos que reduzca 10 minutos. Incorporamos el queso picado y removemos hasta que se integre. Reservamos.


Sacamos las patatas del horno y le ponemos una cucharada de la mezcla sobre cada una de ellas. Introducimos de nuevo en el horno, 10 minutos.




 


 

21 de mayo de 2015

Calabacines rellenos de pavo braseado y espinacas

En alguna ocasión he mencionado lo que me gusta la cocina de proximidad. Poder comer vegetales que por la mañana estaban plantados y a mediodía están en tu mesa, es un lujo para el paladar y la nutrición.

Tengo la suerte de vivir en un pueblo rodeado de huertas y mar. El paisaje cambia por los colores que tiñen la tierra.

Es el caso de la Horchatería Vida, una alquería donde aparcar tu bici y comprar verduras de temporada y recién recolectadas. Tienen dulces caseros y un espacio donde conviven pavos reales, conejos y gallinas. Si se quedan sin lechugas, te esperas, ¡y recolectan más! En esta ocasión fueron unos calabacines...

Para 6 unidades:

-3 calabacines pequeños
-200 g. de pavo braseado Campofrío
-dos puñados de espinacas frescas, limpias y picadas
-150 g. de queso manchego tierno
-aceite de oliva virgen
-sal y pimienta
-nuez moscada, perejil,...

Quitamos los extremos de los calabacines y partimos por la mitad a lo largo. Vaciamos con un sacabolas.

En una sartén con aceite salteamos el calabacín picado y cuando esté blandito, incorporamos el pavo y las espinacas, salteando el conjunto. Agregamos nuez moscada y/o perejil, finas hierbas,...lo que nos apetezca...


 
 Con esto rellenamos los calabacines. Coronamos con el queso y metemos en el horno 30 minutos, si hay prisa 12 minutos en el microondas.




 Yo estas vez lo hice en el horno aprovechando para asar unas patatas con pesto.


20 de mayo de 2015

Paella de chipirones y ajos tiernos

 

Esta es una de mis paellas favoritas, el sabor del ajo tierno combina muy bien con los chipirones y un buen caldo de morralla, hace el resto.

Buscando información, te encuentras con aberraciones como estas ( imágenes que pueden herir su sensibilidad) como nos enseña "El Comidista". Verdaderos paellicidios, como nos cuentan en VLCNEWS.

Tengo pendiente hacer la Paella de Fetge de Bou,  típica de Alboraia, Tavernes Blanques, Meliana i Albuixec, aunque primero la probaré en Ca Pepico.

De momento vamos con esta ligera paella de chipirones y ajos tiernos.


-1/2 kg. de chipirones sin la pluma interior y limpios
-15 ajetes tiernos
-aceite de oliva virgen
-arroz redondo de Valencia
-6 cucharadas de tomate triturado
-1 cucharada de pimentón dulce
-1 cucharadita de colorante

En la paella sofreímos los chipirones (secados con papel absorvente) a fuego fuerte y sin moverlos dejamos que se tuesten, le damos la vuelta y tostamos por el otro lado.

Agregamos los ajos tiernos limpios, en trocitos de un dedo y un poco más de aceite, sofreímos cuidando que no se quemen y queden blanditos.

Añadimos el pimentón y el tomate. Sofreímos todo junto unos minutos y cuando esté reducido,  incorporamos el caldo hirviendo, sobrepasando las asas. Bajamos el fuego y cocemos todo junto 30 minutos, o hasta que el caldo esté por debajo de las asas. Rectificamos de sal.


Subimos el fuego y cuando hierva, agregamos el colorante y el arroz. Yo lo pongo a ojo, en esta paella que creo que es de 6, le pongo una franja que cruza la paella y dos montoncitos a los lados, así me sale una paella de 4, porque no queda demasiado gorda.


Repartimos todo bien y dejamos sin remover, 5 minutos a fuego fuerte y 12 minutos a fuego medio-bajo. No se remueve para que el arroz no suelte el almidón y quede suelto. Si vemos que queda duro por arriba, se tapa los últimos 5 minutos y termina de hacerse, destapamos y dejamos que se socarre un poco.

Podemos acompañarlo de ajoaceite y/o con una vinagreta de: ajo picado, caldo de morralla y vinagre. 

*El socarrat se consigue cuando se evapora el agua y el arroz empieza a freírse, sólo un poco, si no se quema.






14 de mayo de 2015

Ensalada campera con queso y maíz

Estamos en plena temporada de patata nueva y  me han regalado unos kilitos ¡Gracias! 
Me gusta tanto este tubérculo, versátil y agradecido, que si encima es de calidad,
 la cosa se pone seria...


En este artículo nos cuentan que, "Mientras que la patata nueva se recoge y se comercializa durante la temporada, la patata de conservación se mantiene artificialmente durante hasta 9 meses a baja temperatura, perdiendo muchas de sus propiedades." Así que aprovecharemos su temporada, para darle infinidad de formas.

Aníbal Román, agricultor de patata, junto a Chicote, nos muestran en este vídeo del programa "El precio de los alimentos", la diferencia entre la patata nueva española y la patata vieja francesa. Además de la importancia de comprar productos de proximidad, la calidad es claramente más alta. 

Estrenamos la temporada, con una sencilla ensalada campera, fresquita y apetitosa.

-1 kg. de patata nueva 
-3 cucharadas de queso crema (Philadephia)
-1 cebolleta picada
-1 lata de pimiento morrón asado (o 1 pimiento crudo), picado
-1 lata pequeña de maíz dulce
-1 puñado de aceitunas verdes y otro de negras sin hueso, picadas
-2 latas de atún claro en aceite de oliva
-2 cucharadas de picadillo de variantes (pepinillo, zanahoria y coliflor)
-sal

Opcional: huevo duro, tomate, pepino, espárragos blancos,...


Pelamos las patatas y troceamos en cuadrados del mismo tamaño. Las ponemos en una ensaladera con una pizca de sal y las cubrimos de agua, lo justo. Tapamos con papel film y hacemos 4 ó 5 agujeros. Metemos en el microondas 15 minutos a máxima potencia y dejamos enfriar.


Escurrimos las patatas y le agregamos el resto de ingredientes: el queso crema, la cebolleta, el maíz enjuagado y escurrido, las aceitunas, el atún desmigado y con su aceite, el picadillo de variantes sin el líquido y mezclamos bien.


Rectificamos de sal y metemos en la nevera, mejor de un día para otro, para que los sabores se integren. Antes de comer sacamos de la nevera para que se atempere un poco.


NUTRICIÓN: ensalada campera

13 de mayo de 2015

Ensalada de espinacas tiernas con vinagreta de fresones y miel


En Valencia se prevé que mañana alcancemos los 40º, así que habrá que alimentarse con platos fresquitos como los del reto BBSS  "Platos fríos para el buen tiempo".

http://recetasbbss.blogspot.com.es/2015/04/6-reto-bbss-el-frescales.html

Ya aporté un "Pan de Salmón" y hoy participo con una ensalada, algo que debemos comer a diario y que en sí, puede ser plato único, como esta. Contiene proteínas, hidratos de carbono, fruta y frutos secos ¿quién da más? Estamos que lo tiramos, jjj  Aviso: Es adictiva...


Para 1 ensalada:

-Dos puñados de espinacas tiernas y  limpias (las mías de bolsa)
-Un puñado de picatostes fritos (estos del Dia, deliciosos)
-Un puñado de nueces peladas
-unas rodajitas de jamón de pavo braseado (el mío Campofrío, riquísimo)

Vinagreta de fresones y miel:
-1 vasito de aceite de oliva virgen extra español
-1/3 vasito de vinagre de vino blanco o de manzana
-5-10 fresones maduritos (sin zonas pochas)
-1 cucharada de miel
-pizca de sal


Trituramos los ingredientes de la vinagreta. (La que sobre aguanta perfecta en la nevera una semana, si no queréis que sobre hacéis la mitad).
 
Disponemos las espinacas sobre el plato y sobre estas, el jamón braseado en medias lunas, los picatostes fritos y las nueces.

Aliñamos con la vinagreta y ¡a comer!


11 de mayo de 2015

Calamares rellenos de ensaladilla con salsa de tomate tintada

Los calamares se suelen rellenar con carne, de hecho es una receta emblemática de la cocina española, pero no me gusta mezclar carne con pescado, así que pensando en recetas para el día de la madre, terminé por probar con ensaladilla, que es blandita, suave y ligera, lo que permite darle un plus más personal, con una salsa de tomate bien reducida y enriquecida con la tinta.

Para 6-8 personas:

-8 calamares medianos limpios congelados o frescos.
-2 kg. de ensaladilla congelada
-aceite de oliva
-sal y pimienta blanca
-dos dientes de ajo picado
-2 huevos M
-800 g. de tomate triturado y 300 ml. de tomate frito
-2 cebollas picadas
-2 latas de calamares en su tinta o una bolsita de tinta de calamar
-palillos redondos


CALAMARES:
Lavamos los calamares bajo el grifo de agua y secamos bien con papel absorvente. Les cortamos un poco la abertura con unas tijeras, para que sea más fácil rellenarlos.

En una cazuela sofreímos un diente de ajo y la ensaladilla durante 20 minutos con la cazuela tapada y removiendo de vez en cuando. Salpimentamos y cuando esté bien tierna, dejamos que se enfríe. Añadimos los huevos batidos y mezclamos formando una masa.

Rellenamos los calamares con esta mezcla, dejando un par de dedos para cerrarlos con los palillos.

Los hacemos a la plancha 5 minutos por cada lado y dejamos enfriar, primero fuera y después en la nevera para que el relleno solidifique y podamos cortarlos fácilmente. Una vez fríos, les quitamos los palillos y se cortan en rodajas de dos dedos.



SALSA:
En otra cazuela rehogamos el otro diente de ajo y la cebolla a fuego muy lento, unos 40 minutos, hasta que quede como una mermelada. Agregamos el tomate triturado + el  frito, salpimentamos y cocinamos 30 minutos más a fuego medio y removiendo de vez en cuando. Incorporamos las latas de calamares o la tinta y dejamos cocer 20 minutos más. Trituramos un poco para que quede una salsa rústica.

HORNEADO:
Repartimos la salsa en una fuente de horno y sobre esta ponemos los calamares. Horneamos 20 minutos y emplatamos.

Si nos sobra, como fue mi caso, se pone todo junto en una cazuela, con medio vasito de vino blanco y se deja cocer despacio 20 minutos. El relleno se mezcla con el sofrito y queda un guiso jugoso.