14 de diciembre de 2017

Solomillo de cerdo relleno de Gorgonzola y nueces, con puré de puerros


Una receta que nos vendrá bien para las celebraciones navideñas, ya que podemos tenerla preparada con antelación. Podemos añadirle alguna guarnición más, como unas patatas violeta o unos espárragos trigueros.


Para 3 solomillos (6-8 raciones)
-200 g. de queso gorgonzola
-200 g. de nueces peladas
-aceite de oliva virgen extra
-sal y pimienta

Puré de puerros:
-3 puerros
-2 cebollas
-1 copa de brandy
-sal

Abrimos los solomillos, limpios de telillas y los ponemos sobre una hoja de papel de horno. Rellenamos con el Gorgonzola y las nueces.


Con la ayuda del papel los enrollamos.


Los cerramos con palillos para que no se salga el relleno.


Embadurnamos de aceite y los salpimentamos.
Metemos en el horno precalentado a 170ºC, durante 30 minutos.


Dejamos enfriar y retiramos los palillos. Pasamos el rollo a papel film y lo enrollamos para que coja forma.
Reservamos los jugos de la placa del horno.


Metemos en la nevera para que repose, mejor de un día para otro.
Cortamos en rodajas gruesas y ponemos en una fuente de horno. Añadimos los jugos reservados. Horneamos a 170ºC lo justo para que se caliente.
Acompañamos con el puré de puerros.


Picamos el puerro y la cebolla y sofreímos a fuego lento hasta que estén muy pochados, con una pizca de sal. Agregamos el brandy y flambeamos. Dejamos que reduzca 10 minutos y trituramos.


13 de diciembre de 2017

Bolitas de Roquefort con semillas de Sésamo


Esta es una de esa recetas, de la que podemos hacer varias versiones. Hoy las he hecho de Roquefort y sésamo, pero podemos rellenarlas con salmón, jamón serrano,... y rebozarlas en nuez, almendras, hierbas aromáticas,... Son muy fáciles de hacer y según he leído, se pueden congelar, aunque no lo he probado. También se pueden hacer de un día para otro.
La base es queso tipo Philadelphia y con media tarrina pequeña, me salieron 15 bolitas.

Para decorarlas podemos pincharles unos palitos de pan o galleta salada tipo sticks o acompañarlas con brezel.

Mezclar:
-media tarrina pequeña de Philadelphia
-50 g. de Roquefot 
(hay que probarlo para que no quede demasiado fuerte)
Para rebozar:
-semillas de sésamo
(mejor si las tostamos primero)


Una vez hemos mezclado el queso crema y el Roquefort, formamos bolitas utilizando dos cucharitas y las pasamos a un bol con las semillas.


Las rebozamos y les damos forma con las manos. Dejamos reposar en la nevera.

 

NUTRICIÓN: QUESO CREMA

30 de noviembre de 2017

Arroz meloso de gambones y ajos tiernos


Seguimos con platos de arroz calentitos y sabrosos para combartir el frío. Los gambones y los ajos tiernos, hacen muy buena pareja en este meloso.


-400 g. de ajos tiernos
-3 gambones grandes
-aceite de oliva virgen extra
-sal
-una cucharadita de pimentón dulce de la Vera
-pizca de colorante para paella
-4 cucharadas de tomate frito casero
-1,5 litros de caldo de pescado
-2 tazas de arroz redondo de Valencia


Lavamos los gambones y los pelamos.

Troceamos la carne del gambón no muy pequeña y salteamos en la cazuela donde vayamos a hacer el caldo. Retiramos a un plato y reservamos.

En la misma cazuela, sofreímos las pieles y cuando estén doradas añadimos el caldo de pescado. Dejamos que cueza 10 minutos. Trituramos un poco.

En una cazuela aparte doramos los ajos tiernos. Cuando estén echamos el pimentón dulce y el tomate. Removemos y reducimos 5 minutos.

Agregamos el caldo de gambón pasado por un colador chino. 

Dejamos que cueza el conjunto 10 minutos más. Incorporamos el colorante y rectificamos de sal.

Levantamos el hervor y añadimos el arroz. Dejamos 5 minutos a fuego fuerte y 10-12 minutos más a fuego bajo. Vamos probando hasta que el arroz esté en su punto.

Incorporamos la carne de gambones que habíamos reservado. 

Bon profit!


NUTRICIÓN: gambones, ajos tiernos

29 de noviembre de 2017

Arroz caldoso de setas


Un arroz apto para vegetarianos y con la seta como protagonista. Podemos ir jugando con las diferentes variedades de nuestra zona o hacerlo con la mezcla que viene congelada, como en este caso. 

-400 g. de setas
-2 dientes de ajo picados
-un litro y medio de agua o caldo suave
-1 taza y media de arroz
-una cucharadita de pimentón dulce de la Vera
-4 cucharadas de tomate frito casero
-sal
-pizcas de tomillo y romero
-aceite de oliva virgen extra
-colorante para paella


En una cazuela amplia, sofreímos a fuego fuerte las setas, removiendo de vez en cuando, hasta que pierdan toda su agua y se doren.

Añadimos el ajo, lo doramos sin que se queme e incorporamos el pimentón y el tomate. Dejamos que reduzca 5 minutos, removiendo.

Agregamos el agua y la sal y llevamos a ebullición. Bajamos el fuego al mínimo y dejamos que cueza unos 25 minutos. Rectificamos de sal.

Volvemos a levantar el hervor y agregamos el arroz, dejamos 5 minutos y bajamos el fuego al mínimo. Agregamos el colorante, el tomillo y el romero. Cocemos 10-12 minutos más, removiendo de vez en cuando, hasta que el arroz esté en su punto.



NUTRICIÓN: setas 

19 de noviembre de 2017

Pollo asado con aroma de curry, patatas y verduras



La entrada de hoy va dedicada especialmente al reto de Thermofan, Congelando el verano II. En él, su autora Marisa, nos proponía realizar recetas con todos aquellos alimentos que nos brinda el verano y que hubiéramos congelado. Me pareció muy buena idea, ya que suelen regalarme verduras ecológicas y recurro a la congelación para utilizarlas en los meses siguientes.

Podéis ver todas las recetas participantes pinchando en el logo.

En mi caso, fueron unos pimientos, que me regalaron directos de la huerta y recogidos en su mejor momento. Los lavé, despepité y corté en cuadraditos. Los sofreí a fuego lento junto a unos puerros. Una vez fríos los metí en bolsas de congelación y congelé.

Los saco de un día para el otro a la nevera y quedan muy bien para utilizar como guarnición o en otras recetas. Si los utilizamos por ejemplo, para un bocata, tan sólo hay que calentarlos en una sartén.

Para la receta de hoy, sirvieron de guarnición de un pollo asado aromatizado con curry. Una receta sencilla que podemos ir variando con las verduras que tengamos en esos momentos.


Para 2 personas:
-2 contramuslos de pollo
-2 patatas medianas
-1 cebolla
-medio plato de pimiento y puerro fritos
-un chorrito de vino blanco
una cucharada de curry
-ajo y perejil
-aceite de oliva y sal

En una fuente de horno, ponemos una cama de patatas de 1 cm de espesor. Espolvoreamos con ajo y perejil y una pizca de sal.


Sobre esta repartimos la cebolla en juliana y la fritada de pimientos. Salamos.


Incorporamos el pollo limpio y embadurnado con aceite de oliva, el curry y sal.


Agregamos el vino blanco y metemos en el horno precalentado a 180º, durante 45 minutos o hasta que esté dorado.


Con el pimiento restante podemos hacer un bocata de lomo con pimientos o un blanc i negre (longaniza con morcilla) con pimientos.


NUTRICIÓN: pimientos

13 de noviembre de 2017

Potaje de calabaza



Leyendo el blog de Pilar: "Y a la luna se le ve el ombligo", me encuentro con que el Recetario Mañoso de Otoño, trata de recuperar aquellas recetas de nuestros inicios en el blog. Recetas con fotos bastante feillas o sin ni siquiera fotos. De esas tengo varias que iré incluyendo, porque más de una, merece ser reeditada.

Esta en concreto, no es tal cual la hice en su día con bacalao, si no con costillas de cerdo, que es como la hago más a menudo y se ha convertido en un clásico cuando aprieta el frío. Al hacerlo con calabaza, nos permite congelar lo que nos sobre y queda muy bien.

Es una receta del segundo mes del blog. Por aquel entonces, no hacía casi fotos o directamente ponía fotos de cuadros. Con el tiempo, aunque las fotos no son tampoco muy buenas, sí han ganado algo y las explicaciones intento que sean más claras.

Sea como fuere, aquí sigo 4 años después, compartiendo mis recetas y aportando mi granito de arroz, a esta gran comunidad de food bloggers, de la que aprendo cada día.

Podéis participar hasta el 12 de diciembre. Pinchar en el enlace para saber más.



-un costillar de cerdo de unos 700 g.
-un paquete de espinacas congeladas de 400 g.
-2 botes de garbanzos cocidos
-una calabaza violín no muy grande
-una hoja de laurel
Para el sofrito:
-2 dientes de ajo picados
-1 ó 2 cebollas en juliana fina
-4 cucharadas de tomate frito casero
-una cucharada de pimentón dulce de la Vera
-aceite de oliva, sal


En una olla ponemos a cocer el costillar de cerdo, las espinacas y los garbanzos durante media hora, con un poco de agua (lo justo para que lo cubra todo), la hojita de laurel y la sal.

Por otro lado, hacemos un sofrito con el ajo y la cebolla. Cuando estén blanditos, añadimos el pimentón y el tomate, removemos y se lo agregamos a la olla.

Pelamos la calabaza con un pelapatatas y le quitamos las pepitas si las tiene. Troceamos en cuadrados e incorporamos al guiso.

Sacamos el costillar, le quitamos los huesos, que desechamos y troceamos la carne. La reincorporamos al potaje.

Dejamos cocinar el conjunto 20-25 minutos más, removiendo y chafando la calabaza para que se trabe el caldo. Rectificamos de sal.


Esta es la foto que utilicé para la receta reeditada

6 de noviembre de 2017

Salteado de pak choi y lomo, con miel y teriyaki


El pak choi, es una crucífera de origen oriental, que tiene cierta similitud con nuestra conocida acelga. Es una verdura que necesita poca cocción y tiene un sabor muy suave. Esta está cultivada en Almería y la encontré en Consum. También está a la venta en tiendas de alimentación oriental.
Nos amplían información en gastronofera.

La salsa Teriyaki la compré hecha en Mercadona, pero podemos hacerla en casa, como nos enseñan en Gastronomía & Cía.


-2 coles pak choi
-1 diente de ajo picado
-6 filetes de lomo en tiras
-media cebolla en juliana
-aceite de girasol
-2 cucharadas de miel de flores
-3 cucharadas de salsa teriyaki
-pizca de sal
-pizca de cilantro seco
-una cucharada de semillas de sésamo


Antes de utilizar los pak choi, hay que lavarlos bien porque pueden tener tierra entre sus hojas.
Las cortamos en juliana a lo ancho y enjuagamos bajo el grifo. Dejamos que se escurra bien.


Doramos las tiras de lomo con un poco de aceite y agregamos el ajo, la cebolla y el pak choi, a fuego fuerte y removiendo constantemente.
Cuando esté aldente agregamos la miel, la salsa teriyaki, la sal, el cilantro y las semillas de sésamo.


Dejamos que reduzca 10 minutos a fuego moderado y rectificamos de sal si es necesario.


Acompañamos con un arroz blanco, este lo he hecho en sartén:
Sofreímos una taza de arroz con un poco de aceite y sal. Agregamos 2 tazas de agua y llevamos a ebullición. Bajamos el fuego y cocinamos 17-18 minutos, tapándolo los últimos 5 minutos.


NUTRICIÓN: pak choi

2 de noviembre de 2017

Lasaña fácil de calabaza con hojas de pasta fresca

Con estas láminas de pasta fresca para lasaña, nos ahorramos mucho tiempo, ya que no hay que cocerlas previamente. Son más finas y grandes que las secas y quedan mucho mejor de textura.
El tiempo de horneado también se reduce, con 15 minutos es suficiente, para que la pasta quede aldente.


En el paquete vienen 12 láminas, a mí me salieron dos lasañas, eso dependerá del recipiente que utilicemos y las capas que queramos poner. 
Estas de la marca Rana, las encontré en la sección de refrigerados de Alcampo.

Esta vez la he hecho con calabaza y ternera picada, queda un relleno jugoso y suave.


-6 ó 12 láminas de pasta fresca para la lasaña
-400 g. de ternera picada
-media calabaza violín
-1 cebolla
-1 diente de ajo
-medio vasito de vino blanco
-3 tazas de bechamel
-queso rallado
-sal
-aceite de oliva
-hierbas provenzales

RELLENO:
Doramos la carne picada en aceite hasta que esté dorada.
Añadimos el ajo y la cebolla y sofreímos hasta que estén blanditos a fuego lento. 
Picamos en cuadraditos la calabaza pelada y sin pepitas y la agregamos a la cazuela. 
Mojamos con medio vasito de vino blanco y la sal. Dejamos que se evapore el alcohol un par de minutos, tapamos y cocemos 15 minutos, removiendo de vez en cuando. Si se nos pega, añadimos un poco de agua, dependerá de la cazuela. Incorporamos las hierbas provenzales.

MONTAJE:
En la base ponemos un poco de bechamel y sobre esta, una lámina de pasta fresca.


Cubrimos con un poco de relleno y un poco de bechamel.


Repetimos la operación hasta terminar con el relleno y las láminas. Sobre la última lámina ponemos sólo bechamel y queso rallado.


Horneamos 15 minutos en el horno precalentado a 160ºC , si no queda dorado, lo ponemos bajo el grill unos minutos.